Comentarios: 1
  • #1

    JovanijuareZ (viernes, 13 enero 2017 23:21)

    El Juárez jovani

ESTAS IMAGENES NO SON MIAS, SON PARTE DE UNA CAMPAÑA QUE SE ESTA HACIENDO EN MI PAIS, POR UNAS FIESTAS EN PAZ

 


contador de dias


Ante el transcurso de tanta vida,
llega otro de los días iluminados,
donde llega la luz hacia el interior,
aquel interior que se encuentra bañado
por aquellas palabras que definen la vida:

El Destino que se anula,
donde el tiempo muere,
la mente no lo siente,
se siente vaga, muerta y espera
por quien le abre su Destino.

El Infinito donde viaja la mente
y se realiza con los sueños,
un nuevo significado para ellos,
una búsqueda absoluta de belleza,
que por fin culmina en tu rostro.

El Ayer que define toda una vida,
de repente tu existencia
la razón de una separación,
una vida que es el Ayer que muere
y un futuro que renace a morir por ti.

La Nostalgia de perder la alegría,
de dejarla ir a una corte
y sin culpa alguna ser juzgada,
hoy a prisión condenada,
prisionera de tu sonrisa.

Un Amanecer que lleva a cerrar los ojos,
tu recuerdo el alma vuelve a despertar,
el alma se une con la mente,
el ser nuevamente llega a su confiar
y a tu lado toda su energía podrá expresar.

Son aquellas las palabras,
aquellas que definen la vida,
Destino, Infinito, Ayer,
Nostalgia y Amanecer.
Al fin una sola palabra… DIANA

Edwin Reyes

No cabe duda. Ésta es mi casa aquí sucedo, aquí me engaño inmensamente. Ésta es mi casa detenida en el tiempo. Llega el otoño y me defiende, la primavera y me condena. Tengo millones de huéspedes que ríen y comen, copulan y duermen, juegan y piensan, millones de huéspedes que se aburren y tienen pesadillas y ataques de nervios. No cabe duda. Ésta es mi casa. Todos los perros y campanarios pasan frente a ella. Pero a mi casa la azotan los rayos y un día se va a partir en dos. Y yo no sabré dónde guarecerme porque todas las puertas dan afuera del mundo. Poemas de Mario Benedetti

Su nombre se vincula a la voz latina fatum (hado, destino). Intervienen mágicamente en los sucesos de los hombres. Se ha dicho que las Hadas son las más numerosas, las más bellas y las más memorables de las divinidades menores. No están limitadas a una sola región o a una sola época. Los antiguos griegos, los esquimales y los pieles rojas narran historias de héroes que han logrado el amor de estas fantásticas criaturas. Tales aventuras son peligrosas; el Hada, una vez satisfecha su pasión, puede sar muerte a sus amantes.

En Irlanda y en Escocia les atribuyen moradas subterráneas, donde confinan a los niños y a los hombres que suelen secuestrar. La gente cree que poseían las puntas de flecha neolíticas que exhuman en los campos y a las que dotan de infalibles virtudes medicinales.

A las Hadas les gusta el color verde, el canto y la música. A fines del siglo XVII un eclesiástico escocés, el reverendo Kirk, de Aberboyle, compiló un tratado que se titula La Secreta República de los Elfos, de las Hadas y de los Faunos. En 1815, Sir Walter Scott dio esa obra manuscrita a la imprenta. Del señor Kirk se dice que lo arrebataron las Hadas porque había revelado sus misterios. En los mares de Italia el Hada Morgana urde espejismos para confundir y soprender a los navegantes.

.

Del Libro de los Seres Imaginarios, de Jorge Luis Borges con Margarita Guerrero

 

Rubén Darío

 

La copa de las hadas

 

¿Fue en las islas de las rosas,

en el país de los sueños,

en donde hay niños risueños

y enjambre de mariposas?

Quizá.

En sus grutas doradas,

con sus diademas de oro,

allí estaban, como un coro

de reinas, todas las hadas.

Las que tienen prisioneros

a los silfos de la luz,

las que andan con un capuz

salpicado de luceros.

Las que mantos de escarlata

lucen con regio donaire,

y las que hienden el aire

con su varita de plata.

¿Era día o noche?

El astro

de la niebla sobre el tul,

florecía en campo azul

como un lirio de alabastro.

Su peplo de oro la incierta

alba ya había tendido.

Era la hora en que en su nido

toda alondra se despierta.

Temblaba el limpio cristal

del rocío de la noche,

y estaba entreabierto el broche

de la flor primaveral.

Y en aquella región que era

de la luz y la fortuna,

cantaban un himno, a una,

ave, aurora y primavera.

Las hadas ?aquella tropa

brillante?, Delia, que he dicho,

por un extraño capricho

fabricaron una copa.

Rara, bella, sin igual,

y tan pura como bella,

pues aún no ha bebido en ella

ninguna boca mortal.

De una azucena gentil

hicieron el cáliz leve,

que era de polvo de nieve

y palidez de marfil.

Y la base fue formada

con un trémulo suspiro,

de reflejos de zafiro

y de luz cristalizada.

La copa hecha se pensó

en qué se pondría en ella

(que es el todo, niña bella,

de lo que te cuento yo).

Una dijo: ?La ilusión;

otra dijo: ?La belleza;

otra dijo: ?La riqueza;

y otra más: ?El corazón.

La Reina Mab, que es discreta,

dijo a la espléndida tropa:

?Que se ponga en esa copa

la felicidad completa.

Y cuando habló Reina tal,

produjo aplausos y asombros.

Llevaba sobre sus hombros

su soberbio manto real.

Dejó caer la divina

Reina de acento sonoro,

algo como gotas de oro

de una flauta cristalina.

Ya la Reina Mab habló;

cesó su olímpico gesto,

y las hadas tanto han puesto

que la copa se llenó.

Amor, delicia, verdad,

dicha, esplendor y riqueza,

fe, poderío, belleza...

¡Toda la felicidad!...

Y esta copa se guardó

pura, sola, inmaculada.

¿Dónde?

En una isla ignorada.

¿De dónde?

¡Se me olvidó!...

¿Fue en las islas de las rosas,

en el país de los sueños,

en donde hay niños risueños

y enjambres de mariposas?

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

Esto nada importa aquí,

pues por decirte escribía

que esta copa, niña mía,

la deseo para ti.

Las hadas

Soñé vagar por bosques de palmeras,

cuyos blondos plumajes, al hundir

su disco el sol en las lejanas sierras,

cruzaban resplandores de rubí.

Del terso lago se tiñó de rosa,

la superficie límpida y azul

y a sus orillas garzas y palomas

posábanse en los sauces y bambús.

Muda la tarde ante la noche muda,

las gasas de su manto recogió;

de lindo mar dormida en las espumas

la luna halló la y a sus pies el sol.

Ven conmigo a vagar bajo las selvas

donde las hadas templan mi laud;

ellas me han dicho que conmigo sueñas,

que me harán inmortal si me amas tú.

-Jorge Isaacs-

LAS IDEAS DE GADI NILUMI

 

http://gadinilumi.mforos.com

http://tousdinalr.jimdo.com/

http://dmonicalr.wix.com/dina-lr-cats

http://dmonicalr.wix.com/tous-crochet-dina-lr

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.